• Blog head

Fiebre Chikun­gunya

Por: Dra. Genny Reyes. Médica Interna UIS-​HUS.

AR-140529986

Chikun­gunya tam­bién cono­cido como CHIKV, es un tér­mino derivado de la lengua Makonde grupo étnico africano ubi­cado al sureste de Tan­za­nia y norte de Mozam­bique, usado para describir las dolorosas y car­ac­terís­ti­cas artral­gias de este padec­imiento, se tra­duce como “aquel que se encorva”.

Es unvirus trans­mi­tido a las per­sonas por artrópo­dos del género alfavirus; medi­ante la pica­dura de mos­qui­tos de la especie Aedes aegypti y albopic­tus, especies tam­bién trasmiso­ras del virus de Dengue y ambas pre­sentes en las Améri­cas. Los hués­pedes finales de estos virus son el hom­bre y los ani­males, no existiendo trans­misión de per­sona a per­sona sin mediación de un vec­tor, en este caso los mosquitos.

A finales de 2013 se detectó por primera vez en islas del Caribe, hace un mes doc­u­men­tado en nue­stro país, con­fir­mado por el Insti­tuto Nacional de Salud (INS) en una mujer de 71 años que llegó a Cali, caso no autóctono al ser adquirido en República Domini­cana, donde es con­sid­er­ado un prob­lema de salud pública desde que se detectó su cir­cu­lación allí, en febrero de 2014.

Datos estadís­ti­cos.

Colom­bia es con­sid­er­ada área endémica de Dengue desde 1980 y teniendo en cuenta la relación con el vec­tor, vale la pena men­cionar que el 90% de los casos ocur­ren en pobla­ciones por debajo de los 2500 mtsm, lo cual cor­re­sponde al 75% del ter­ri­to­rio nacional. Los depar­ta­men­tos de mayor preva­len­cia son: Atlán­tico, San­tander, Norte de San­tander, Valle del Cauca, Antio­quia, Tolima, Huila, Casanare y Cundinamarca.

Sín­tomas

los sín­tomas pueden pre­sen­tarse 3 a 7 días después de la pica­dura del mos­quito infes­tado y durar de 2 a 12 días; los sín­tomas más comunes son fiebre alta (>38,5 °C), dolor de cabeza, dolor mus­cu­lar gen­er­al­izado (mial­gias), náuseas o vómito y a difer­en­cia del dengue, se va a car­ac­teri­zar por dolores artic­u­lares múlti­ples (poliar­tral­gias), bilat­erales, de inten­si­dad vari­able, en algunos casos tan inten­sos que pro­ducen inca­paci­dad fun­cional, luego de ini­ci­a­dos los sín­tomas puede pre­sen­tarse además erup­ción mac­u­lopapu­lar (pun­tos rojos en la piel) aso­ci­ado a picazón intensa y algu­nas veces con­jun­tivi­tis, la fre­cuen­cia de pre­sentación de los sín­tomas se mues­tran en la tabla.

Es impor­tante aclarar que esta enfer­medad no es mor­tal como lo puede lle­gar a ser el Dengue, la may­oría de per­sonas se recu­peran tras 10 a 12 días de enfer­medad, pero un pequeño grupo puede pade­cer un curso sub­agudo, con­sis­tente en rea­pari­ción de los sín­tomas 2 a 3 meses después o per­sis­ten­cia de los sín­tomas por más de 3 meses en caso de evolu­ción crónica.

Para tener en cuenta:

Para esta enfer­medad, se recomienda el tratamiento sin­tomático luego de excluir enfer­medades más graves como malaria, dengue o enfer­medades bac­te­ri­anas, dicho manejo incluye reposo, uso de aceta­minofén para el alivio de la fiebre, e ibupro­feno, naprox­eno o algún otro agente anti­in­flam­a­to­rio no esteroideo (AINE) para aliviar el com­po­nente artrítico de la enfer­medad. No se acon­seja el uso de aspi­rina debido al riesgo de san­grado u otras com­pli­ca­ciones espe­cial­mente en la población infan­til, con­viene aclarar que el uso de estos fár­ma­cos siem­pre debe estar indi­cado por un médico.

Pre­ven­ción

Para los tur­is­tas de las regiones men­cionadas y en par­tic­u­lar lo que via­jan a munici­p­ios del Depar­ta­mento de San­tander deben saber que no existe una vac­una para pre­venir este virus, ni medica­men­tos especí­fi­cos. Se recomienda dis­minuir la exposi­ción a los mos­qui­tos uti­lizando aire acondi­cionado, ven­ti­lador o mal­las en ven­tanas y puer­tas, aplicar repe­lente en la piel expuesta, usar camisas de manga larga y pan­talones lar­gos de ser posi­ble, vaciar el agua acu­mu­lada en recip­i­entes exte­ri­ores y apo­yar o incen­ti­var los pro­gra­mas locales de con­trol de vec­tores. Y si usted es una per­sona con alto riesgo de enfer­marse grave­mente, deben evi­tar via­jes a zonas con brotes activos de chikun­yunya y si ya está enfermo debe evi­tar que le piquen los mos­qui­tos para con­tro­lar la propa­gación del virus, esto puede hac­erse medi­ante ais­lamiento vec­to­r­ial, con uso de toldillos.