• Blog head

LO QUE DEBES SABER CUANDO VIA­JAS POR SANTANDER

Pub­li­cado en BLOG

Lo que debes saber cuando via­jAs por Santander.

Col­ores, sabores y muchas son­risas te esperan en tu recor­rido por San­tander, un depar­ta­mento que le apunta al crec­imiento del tur­ismo con megaproyec­tos pero que tam­bién ofrece una var­iedad de tradi­ciones y munici­p­ios con una gran impor­tan­cia histórica.

muteLa gas­tronomía es muy vari­ada pero, en su gran may­oría, tiene base en la carne de res, cerdo y cabro. Desde el mute hasta la pepi­to­ria, todo los platos típi­cos son servi­dos en gran abun­dan­cia. Si existe un común denom­i­nador, es que las por­ciones son dig­nas de un estom­ago san­tandere­ano y por con­sigu­iente, a todos los invi­ta­dos se les sirve en igual pro­por­ción, es una mues­tra de car­iño e interés. Así, una de las primeras cosas que debes saber cuando via­jas por San­tander es que tus anfitri­ones siem­pre procu­rarán man­ten­erte lleno (de amor) y que tu estom­ago debe estar preparado para ello.

Como la comida es fun­da­men­tal en todos los espa­cios, tam­bién lo es la com­pañía con quien se com­parte. San­tander, sigue siendo un depar­ta­mento de ciu­dades inter­me­dias y pequeñas donde las famil­ias y los ami­gos se reú­nen los domin­gos, o cualquier día de la sem­ana para com­par­tir una gran noti­cia, o pequeña, o cualquier excusa es real­mente sufi­ciente para reunirse y dis­fru­tar de his­to­rias, risas y momen­tos. Cuando via­jes por San­tander debes saber que, sin impor­tar a donde llegues, vas a encon­trar un grupo de ami­gos o famil­iares dis­puestos a adop­tarte por unos días o unas horas y hac­erte sen­tir como en casa, puedes preparar tu corazón para llenarte del car­iño de todos estos santandereanos.

Por ser un depar­ta­mento con una rica geografía, puedes estar seguro que los paisajes que encon­trarás en tu recor­rido son her­mosos yCanon Chicamocha11 asom­brosos. El impo­nente Cañón del Chi­camocha te dejará sin aliento, con sus grandes mon­tañas e increíble vista, es una mues­tra que en San­tander todo se hace “a lo grande”. El valle de Berlín, con sus bajas tem­per­at­uras y pequeñas casas te recor­darán a un pequeño pese­bre en medio de Navi­dad. El Río Ponce con sus ráp­i­das aguas, per­fec­tas para el tor­ren­tismo, can­o­taje y otros deportes extremos te dará la opor­tu­nidad de vivir una expe­ri­en­cia única llena de adren­a­lina. Man­tén tu cámara siem­pre lista para fotografiar la mejor cara de este mag­ní­fico departamento.

Cuando via­jes por San­tander debes saber que te encon­trarás con per­sonas de un acento fuerte y un carác­ter igual de enér­gico, y que esto se debe a que por su venas corre la san­gre de los comuneros, de los próceres y de la Inde­pen­den­cia de Colom­bia. Que aunque hablen duro, lle­van impreso en su corazón y sus caras una gran son­risa para recibir a pro­pios y extran­jeros con ama­bil­i­dad y calidez. Todavía encon­trarás en estas tier­ras a extraños que salu­dan y se despi­den, que te pre­gun­tan cómo estás, que tien­den una mano amable y que esperan que te sien­tas como un san­tandere­ano más.

Cuando via­jes por San­tander debes saber que “quien pisa tierra san­tandere­ana, es san­tandere­ano”. Ahora aní­mate y recorre está tierra de valientes.

mariposa

Tags: Tur­ismo en San­tander Tur­ismo en Colom­bia via­jar por San­tander