• Blog head

SAN­TANDER, UNA AVEN­TURA PARA CADA GUSTO

Pub­li­cado en BLOG

San­tander, una aven­tura para cada gusto.

Para un fin de sem­ana largo, nada mejor que desconec­tarse un poco del estrés de la vida diaria y escarparse unas horas o el fin de sem­ana com­pleto para explo­rar otros paisajes y tener algo intere­sante que con­tar el lunes en la ofic­ina, uni­ver­si­dad o cole­gio. San­tander es la excusa per­fecta para ini­ciar este viaje, a donde se mire existe una aven­tura esperando por ti.

trikeSi solo puedes escaparte de la ciu­dad por unas horas, puedes recor­rer los cie­los de esta her­mosa tierra en para­pente o trike. Una expe­ri­en­cia en la cual, por unos min­u­tos, cumplirás el sueño que han tenido siem­pre los seres humanos, volar. Los increíbles paisajes de San­tander te dejarán asom­brado y te enam­orarás aún más de la grandeza de su geografía. Nece­si­tarás nervios de acero al ini­ciar tu viaje, pero una vez arriba olvi­darás cualquier cosa que inqui­ete tu mente y solo podrás dis­fru­tar lo que tus ojos ven. Es un escape rápido, ideal para quienes por sus obliga­ciones no pueden salir el fin de sem­ana com­pleto o no quieren ir muy lejos de casa.

San Gil es cono­cido como la cap­i­tal del deporte extremo de Colom­bia y no es para menos; raft­ing, espele­ología y canopy son algu­nas de las activi­dades que se pueden realizar en San Gil o munici­p­ios aledaños. Hay una opción para todos, desde los prin­cipi­antes quienes pueden dis­fru­tar una hora y media de recor­rido por el Río Fonce donde pon­drán a prueba sus habil­i­dades físi­cas, hasta los más exper­tos en el Río Suárez, quienes, durante tres horas, luchan sin can­san­cio para man­ten­erse a flote.

cascada

Cuevas como la del Indio y la de la Vaca per­miten hacer un recor­rido único no apto para quienes sufren de claus­tro­fo­bia. Descen­der por pequeños y estre­chos pasil­los de roca o lan­zarse al vacío hacia un pozode agua son algunos de los momen­tos que se viven durante los toures guia­dos por exper­tos que siem­pre están aten­tos de sus vis­i­tantes. La espele­ología per­mite recono­cer la belleza de la tierra en la que esta­mos, que no sola­mente se evi­den­cia en la super­fi­cie. El inte­rior de las cuevas, llenas de flora y fauna como los mur­ciéla­gos, le per­mite ver a quienes lle­gan a ellas que este depar­ta­mento es her­moso, hasta en sus entrañas.

Si la aven­tura tan extrema y llena de adren­a­lina no es la opción más atrac­tiva para ti, exis­ten otros lugares que te per­mi­tirán acer­carte a la nat­u­raleza de una forma más tran­quila y rela­jante. Cas­cadas como la de La Can­de­laría ubi­cada en Oca­monte o las aguas ter­males de Málaga o El Sal­ado son una opción muy atrac­tiva para desconec­tarte y dis­fru­tar de los rega­los de la madre tierra. Una vez allí tu única pre­ocu­pación será dejar que el agua se lleve todas tus pre­ocu­pa­ciones y com­par­tir momen­tos muy espe­ciales con quienes te acompañan.

San­tander brinda un com­pleto aban­ico de opciones para esos fines de sem­ana lar­gos en los cuales solo bus­camos salir de nues­tra cotid­i­an­idad y vivir una nueva aven­tura. Solo queda tomar la decisión de salir, cono­cer y respon­der ¿Cuál será tu his­to­ria el lunes?

Tags: Tur­ismo en San­tander cas­cadas para­pente trike San gil