• Blog head

SOBRE RUEDAS CONO­CEN LOS PAISAJES DE SANTANDER

Un grupo de ciclistas, entre ellos seis mujeres, recorren el departamento los fines de semana como una forma de ejercitarse y apreciar la belleza de nuestros paisajes.

Un grupo de ciclis­tas, entre ellos seis mujeres, recor­ren el depar­ta­mento los fines de sem­ana como una forma de ejerci­tarse y apre­ciar la belleza de nue­stros paisajes.

Lo que hace año y medio empezó como un paseo entre 12 per­sonas se con­vir­tió en un com­pro­miso domini­cal entre más de 50 ciclistas.

Se lla­man Bielas Bike Group y son un grupo de incans­ables y reta­dores deportis­tas que surgieron gra­cias al empeño que Álvaro Sarmiento, Car­los Becerra y Jorge Zabala le pusieron.

Aunque la may­oría de rutas que hacen son de alta exi­gen­cia física, esto no es un imped­i­mento para que un reducido grupo de mujeres se hayan unido.

Se trata de Yuly Paulín Aven­daño, Yuly Rangel, Clau­dia Vil­lamizar, Nancy Adarme, Johana Rodríguez y Yuly Mil­lán… resum­ido en oca­siones como ‘las bielas bike’ o ‘las yulis’.

Al igual que sus com­pañeros, estas her­mosas mujeres le dieron un giro a su vida desde que ingre­saron al grupo.

Como buenos solteros (pues la may­oría pertenecen a este estado civil) se resisten un sábado en la noche a una sal­ida con los ami­gos para rum­bear o tomarse una que otra copa… todo pen­sando en que el domingo es sagrado para su encuen­tro con la bicicleta.

“Ahora lo pienso dos veces para salir y trasnocharse…

“Uno sabe que si no duerme bien o si toma algo de licor se nota al otro día, no solo por la madru­gada sino por el rendimiento que será muy bajo. Aunque esto lo hace­mos por gusto y no por com­pe­ten­cia, quer­e­mos dis­fru­tarse al máx­imo la ruta y trasnochado es imposi­ble”, expresó Yuly Mil­lán, una de las inte­grantes y a quien este deporte le ha sen­tado muy bien en su apari­en­cia física.

Las difíciles condiciones geográficas de algunos recorridos no son impedimento para detenerse, al contrario se convierten en un reto personal.

Las difí­ciles condi­ciones geográ­fi­cas de algunos recor­ri­dos no son imped­i­mento para deten­erse, al con­trario se con­vierten en un reto personal.

RETOS GRANDES

Ir ped­ale­ando hasta Málaga en medio de un paisaje difí­cil y de una car­retera olvi­dada ha sido quizá la jor­nada más difí­cil que hayan hecho.

A esta cita fueron 30 hom­bres y dos mujeres y lograron lle­gar todos a la meta luego de 14 horas de camino.

“Parábamos en los pun­tos de hidrat­ación, almorzamos y regre­samos en carro, aunque algunos como Luis Alfonso Hur­tado ‘El Loco’ regre­saron a Bucara­manga ped­ale­ando”, comentó Yuly.

Otra expe­ri­en­cia mem­o­rable fue ir hasta el páramo de San­tur­bán. En el primer día ped­alearon hasta Matanza, allí dur­mieron, des­cansaron y al amanecer con­tin­uaron hasta alcan­zar el frío que pro­teje los fraile­jones típi­cos de este paisaje.

“En esta ruta los niños de las veredas salían a pedirnos autó­grafos, uno extraño al ver la ale­gría de esos niños que nos mira­ban pasar”.

En su lista de grandes retos super­a­dos está El Pica­cho (vía a Pam­plona). Lo hicieron el año pasado par­tiendo desde Piedecuesta.

Otros des­ti­nos cumpli­dos sobre ruedas han sido Zap­a­toca, Rione­gro, Berlín, Sabana de Tor­res, Cal­i­for­nia, Suratá y Vetas.

“San­tander tiene muchos lugares her­mosos por cono­cer y solo sobre la bici­cleta los podemos dis­fru­tar. Uno en carro no se goza tanto un paseo como en cicla. Mien­tras vamos ped­ale­ando hay que­bradas en las que nos deten­emos para darnos un cha­puzón, con­tin­u­amos, paramos a con­tem­plar paisajes, seguimos en la cicla y así suce­si­va­mente. Además no solo hace­mos deporte sino que com­par­ti­mos con varias per­sonas, tanto del grupo como la que nos atiende en el camino. Es un ver­dadero encuen­tro con la nat­u­raleza y el medio ambi­ente sano, descon­t­a­m­i­nado”, narró.

Son pocas las mujeres que asisten a las rutas dominicales (las más exigentes), sin embargo ellas lo hacen con gusto y pasión, mas no por competencia.

Son pocas las mujeres que asis­ten a las rutas domini­cales (las más exi­gentes), sin embargo ellas lo hacen con gusto y pasión, mas no por competencia.

La invitación está abierta. Esta agru­pación le da la bien­venida a quien tome la decisión de inte­grarse e ini­ciar un nuevo hábito para el fin de semana.

Por eso tam­bién hay opciones para prin­cipi­antes con rutas cor­tas y ‘suaves’ de hora y media o dos horas, los martes, jueves y sába­dos. La infor­ma­ción com­pleta la pub­li­can a diario en su página de Face­book Bielas Bike Gropu.

“Quer­e­mos a través de este medio agrade­cer a quienes nos ani­man y hacen posi­ble que cada domingo teng­amos un encuen­tro nuevo, ale­gre y per­fecto, se trata de Albeiro Sepúlveda, Álvaro Sarmiento, Jesús Med­ina, Jorge Zabala, miem­bros de Bielas Bike Group, al almacén ‘Sobre­bielas MTB’, a ‘Alti­tud y a Wil­son Valen­cia por pro­gra­mar muy bien las jor­nadas”, dijo Millán.

Tomado de «Gente de Cabecera» de Van­guardia Lib­eral: http://​www​.gen​tede​cabecera​.com/​2014​/​05​/​s​o​b​r​e​-​r​u​e​d​a​s​-​c​o​n​o​c​e​n​-​l​o​s​-​p​a​i​s​a​j​e​s​-​d​e​-​s​a​n​t​a​n​d​e​r​/